Polideportivo de Son Angelats. | Jaume Morey

7

El Ajuntament de Sóller reconoce que en el polideportivo municipal de Son Angelats existe «cierta precariedad laboral» que afecta al personal de las empresas de la entidad municipal Sóller 2010, que tiene a su cargo las instalaciones y, en su momento, subcontrató para la prestación de servicios.

Ante las denuncias de supuesta «explotación» que habrían hecho llegar al alcalde empleados de al menos una de estas empresas, el portavoz municipal, Josep Ll. Colom, ha recordado que el problema es que estos servicios «se prestan con un presupuesto cerrado y, por lo visto, durante el último año, cuando gobernaba el PP, se pagaron muchas horas extra sin tener en cuenta que estos complementos salariales irían a cargo del mismo presupuesto, por lo que quedó prácticamente agotado». Sin embargo, Colom recuerda que «el personal de estas empresas conoce perfectamente cuáles son sus condiciones contractuales», aunque asegura que el Ajuntament lo tendrá en cuenta de cara a futuras adjudicaciones.

Por otro lado, también anunció la próxima licitación de un contrato de suministro de combustible al polideportivo «por importe de 100.000 euros» y la subsanación de deficiencias que hace unos días denunció la oposición.