Toni Mir, Joan Groizard, Pere Malondra y Joan G.Vallori durante la reunión.

0

La Direcció General d’Energia del Govern de les Illes Balears evaluará las consecuencias administrativas y económicas de un posible cambio de trazado en la instalación del cable de alta tensión de Alcúdia cuyas obras están paradas debido a la presión popular.

Así lo confirmó este viernes el director general Joan Groizard tras reunirse con el alcalde de Alcúdia, Antoni Mir; el teniente de alcalde, Pere Malondra, y el regidor de Relaciones Institucionales, Joan G.Vallori. Ambas partes se han emplazado a una próxima reunión, a la que también convocarán a Red Eléctrica, para finales del mes de agosto o principios de septiembre.

Durante la reunión Groizard se comprometió a «hacer todo lo posible para solucionar un problema heredado que sabemos que es importante para Alcúdia».

Noticias relacionadas

Las obras de instalación del cable de alta tensión están paralizadas hasta el 31 de octubre por decreto de Alcaldía y el Ajuntament ya ha recibido el visto bueno del Consell de Mallorca para que el cable pueda discurrir por la zona de dominio público de la carretera en lugar de atravesar el núcleo urbano como estaba previsto.