Vista de la playa de Sant Elm. | Michel's

6

Una año más las aguas de Sant Elm se tiñen de verde y se llenan de suciedad, provocando malos olores. Una situación que se repite año tras años «sin que nadie ponga solución».

Los vecinos y turistas de este núcleo costero han expresado su indignación por estos hechos que achacan a las tuberías de la depuradora y a los que según indican «no se pone remedio» y reciben la «indiferencia» por parte del Ajuntament de Andratx.

Una vecina de la zona indicó este viernes que ya llevan unos ocho días con esta suciedad y que los turistas optan por marcharse a otros enclaves.

Por su parte la plataforma Salvem Andratx se ha hecho eco de las quejas de los vecinos y remitirá una carta al Consistorio para que busque soluciones a esta problemática.