El TSJB ordenó en diciembre la demolición del chalet de lujo que Alfonso Cortina tiene en Formentor siempre que las obras «no fueren legalizables». | Ultima Hora

11

El vecino que denunció el excesivo impacto de la segunda residencia que el empresario Alfonso Cortina se construyó en la lujosa urbanización Formentor en Pollença hasta conseguir una orden de demolición judicial contra la vivienda, ha presentado ahora un escrito en el Ajuntament denunciando la «ocupación ilegal» de la casa. El inmueble no solo carece de licencia de obra (fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Balears en diciembre de 2014) sino que además nunca ha tenido el pertinente final de obra.

Noticias relacionadas

La entidad mercantil Masampe SL (el vecino inició a través de esta sociedad su periplo judicial) denuncia también a las compañías suministradoras de agua y electricidad por facilitar servicios a la vivienda pese a no disponer de final de obra ni de licencia de primera ocupación. El denunciante requiere al Ajuntament de Pollença que adopte las medidas que considere pertinentes para restablecer la legalidad vigente.

Masampe recuerda que corresponde al Ajuntament asegurar el cumplimiento de la legalidad tramitando los correspondientes expedientes sancionadores y adoptando medidas suficientes para asegurar que no se siga usando la vivienda, evitando así que los infractores urbanísticos puedan beneficiarse de un uso prohibido mientras se tramitan los correspondientes expedientes de restauración de la legalidad y de infracción.