18

«La actual Llei de Funció Pública impide al Ajuntament de Manacor exigir el catalán como requisito», así lo ha comunicado el Consistorio manacorí después de convocar una bolsa de trabajo para un puesto de celador de urbanismo y en la que no figura el catalán entre los requisitos.

De esta manera, el Ajuntament liderado por Miquel Oliver señala que «el Ajuntament no puede exigir el catalán como requisito en las convocatorias públicas de trabajo, ya que la vigente Llei de Funció Pública, aprobada por el Govern de José Ramón Bauzá, no lo permite», y añaden que «exigir el catalán como requisito sólo será posible cuando el nuevo Ejecutivo autonómico derogue la modificación vigente».

Es por ello que, según han comunicado desde el equipo de gobierno, de manera «transitoria y para garantizar que la lengua catalana siga siendo la vehicular del Ajuntament, en el apartado de concurso de esta convocatoria se valora con tres puntos sobre quince el conocimiento de la lengua».

Con esta medida el Consistorio quiere mostrar de forma inequívoca su compromiso con la lengua catalana, lo que en este momento la ley impide. «Se seguirá trabajando para hacer de nuestra lengua una herramienta útil para la cohesión social de todos los habitantes del municipio», señalan desde el Ajuntament.

A la vez, el equipo de gobierno municipal reclama al Govern que haga los trámites necesarios para evitar que, en futuras convocatorias de puestos de trabajo, la lengua catalana siga sin poder contar como un requisito al tratarse de una herramienta básica para la comunicación entre los vecinos de la ciudad y los empleados municipales del Ajuntament de la ciudad.