La gran afluencia de foráneos llena la zona de Capellans de coches los fines de semana. | Antoni Pol

23

Únicamente los murers podrán acceder en coche a la trama urbana de Casetes dels Capellans. Una comisión subsidiaria del Ajuntament aprobó hace unos días instalar señales Acire en la entrada al núcleo. No obstante, se seguirá permitiendo el acceso al parking central, el que queda entre Can Picafort y las viviendas de Capellans.

El pasado fin de semana, Capellans volvió a saturarse de vehículos debido a la gran afluencia de foráneos. Esto causa problemas a los vecinos de Capellans, que a menudo se ven obligados a aparcar lejos de su casa. A veces –añaden los afectados– les resulta difícil sacar su coche por los estacionamientos de los foráneos.

El Ajuntament de Muro ya aprobó, hace unos años, parte de la normativa que regula el Acire de Capellans. Sin embargo, las señales no se llegaron a instalar.

El alcalde Martí Fornés explicó que, cuando se llene el aparcamiento central, se procederá a cerrar el acceso a Capellans, igual que el año pasado.

No solo Capellans se colapsa los fines de semana, sino buena parte de la carretera que une la Platja de Muro y Can Picafort.