Fachada del Ajuntament de Búger.

0

El tiempo calma los ánimos y Búger recupera poco a poco la normalidad política tras la crisis vivida en la legislatura 2007-2011 con la ruptura del pacto PSM-UM y la llegada de Bartomeu Alemany (PP) a la Alcaldía por primera vez.
La retirada de los históricos Manuel Patiño (PI) y Pere Perelló (Més) aparca ahora viejas rencillas, da paso a ideas jóvenes y amplía las posibilidades de alcanzar acuerdos post electorales si ninguna de las listas consigue mayoría absoluta.

Solo Bartomeu Alemany repite como alcaldable y Liniu Siquier opta a convertirse en la primera alcaldesa de Búger.
El menor número de candidaturas (ahora son cuatro y en 2011 fueron seis) es un dato a tener en cuenta porque el voto estará menos repartido.