Las mesas del nuevo bar del regidor ocupan el espacio antes destinado al mercado semanal.

La terraza de la nueva cervecería del regidor y empresario de restauración Joan González (PP) reactiva la polémica meses después de que un acuerdo le salvara de ser juzgado por prevaricación junto a la alcaldesa, Coloma Terrassa, por invadir con las mesas y sillas de otro de sus establecimientos la fachada de la casa de una vecina.

La alcaldesa le forzó en aquél caso a retirar las mesas y sillas y la propietaria afectada aceptó retirar la denuncia. De no hacerlo, Terrassa no habría podido presentarse a las elecciones como candidata del PP porque habría estado imputada.

Ahora, entre los nuevos negocios del regidor está la Cervecería Santa Anna, abierta hace dos meses en el Camí de Ronda, que es la que ahora ha reactivado el debate público.

El regidor no solo tiene mesas y sillas en la fachada de su nuevo establecimiento sino que ocupa con ocho mesas más buena parte del Passeig Pere Vetanyol. Previamente, el Ajuntament de Alcúdia ha desplazado a los mercaderes ambulantes que ocupaban desde hace años este espacio, cada martes y domingo con la pertinente autorización.

La nueva terraza del regidor incumple la normativa de ocupación de la vía pública redactada por su propio Consistorio y que está pendiente de la aprobación definitiva a falta de resolver las alegaciones presentadas. Dicha ordenanza prohíbe expresamente colocar mesas y sillas fuera de la fachada, a no ser que exista un informe técnico que justifique la necesidad.