Un empresario se encarama a una grúa en Canyamel durante diez horas para reclamar una deuda

| Palma |

Valorar:
preload
La Guardia Civil acordonó la zona de la obra y trató de convencer al empresario para que bajara.

La Guardia Civil acordonó la zona de la obra y trató de convencer al empresario para que bajara.

J.J

La Guardia Civil se desplegó este jueve en Canyamel, núcleo de Capdepera, para evitar que un empresario que se había encaramado a una grúa acabara saltando, tal y como anunciaba. El hombre sostenía que le debían 80.000 euros y amenazaba con tirarse al vacío si no cobraba.

Sobre las seis de la mañana el individuo, de unos 40 años y nacionalidad marroquí, entró en el recinto de una obra y trepó hasta la mitad de la grúa, a quince metros de altura.

Los primeros en detectarlo fueron los trabajadores de la obra, que dieron aviso a la Guardia Civil. Los agentes instaron al empresario a que depusiera su actitud y bajara de la grúa, pero él siguió en sus trece y se negó. Incluso advirtió de que si subían a por él se tiraría. Fueron pasando las horas y finalmente la Comandancia de Palma decidió enviar a Canyamel al negociador, el mismo que ya actuó meses atrás en Alcúdia, cuando un joven se atrincheró en su casa armado con una escopeta.

A partir de ese momento, todo el peso de la negociación recayó sobre este funcionario, que habló durante horas con el empresario. Primero calmándolo y después explicándole que lo mejor que podía hacer era bajar de la grúa. Por la tarde, diez horas después, el magrebí aceptó y fue evacuado al hospital, para ser sometido a una revisión física y psíquica.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

reflexio
Hace más de 5 años

Lo que no tiene lógica es tu ortografía!!! Aquí todo el mundo tiene los mismos derechos.

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1