Unas 30 personas mostraron su apoyo a Aida Cortecero a las puertas del juzgado de Inca. | Maria Nadal

1

La activista del movimiento animalista de Mallorca Aida Cortecero se enfrenta a una multa de cinco euros durante 40 días por una supuesta desobediencia a la autoridad.

Esta fue la falta que pidió la Fiscalía durante el juicio oral que se celebró este martes en el Juzgado número 1 de Inca por los hechos ocurridos durante la manifestación antitaurina que se celebró en la capital del Raiguer a finales del mes de julio.

Después de las declaraciones de Aida Cortecero y de los dos guardias civiles que denunciaron resistencia, el abogado de la acusada, Carlos Peleteiro, solicitó la visualización de una grabación «en la que se demuestra una conducta tranquila y sosegada de Aida mediante la que intentó llegar a un punto de acuerdo con los agentes».

Esta prueba no fue suficiente para la Fiscalía que argumentó que «el vídeo solo dura 15 minutos, mientras que los hechos juzgados se desarrollaron durante tres horas, por lo que se podrían haber producido algún incidente fuera de la grabación», según palabras de Peleteiro.

Aida Cortecero recibió el apoyo de unos 30 animalistas a las puertas del juzgado de Inca justo antes de la comperecencia. El juicio quedó visto para sentencia.