La adjudicataria de las obras del Teatre principal de Inca solicitó paralizar las obras. | Redacción Brisas

2

Los técnicos que asesoran al Patronato del Teatre Principal de Inca se han mostrado este martes «muy pesimistas» sobre las posibilidades de que las obras de reforma del centenario teatro puedan estar finalizadas en junio de 2015, plazo imprescindible para que el Ajuntament pueda disponer de una subvención de 1,4 millones de euros procedentes de los fondos europeos FEDER.

Así lo han afirmado ante los miembros del Patronato, que se han reunido para analizar la situación a la que se ha llegado desde que la empresa adjudicataria, la ute Dragados- Coexa, pidiera paralizar las obras ante la aparición de cuantiosos extras.

El Patronato ha tomado varias decisiones en este sentido, como rectificar el proyecto para incorporar las deficiencias que no fueron incluidas en el proyecto que se está ejecutando actualmente y recalcular su coste.

Cabe destacar que cuando se lleva ejecutado poco más del 6% del proyecto, la empresa reclama más de trescientos mil euros en imprevistos, cuando se habían presupuestado una partida de 250.000 euros para extras o imprevistos de toda la obra.

Noticias relacionadas

El Patronato ha aprobado también pedir una mejora en el ritmo de las obras, pues como ha reconocido el alcalde, éstas se han ralentizado; y transmitir a la empresa que los patronos no reconocen ninguna causa para suspender las obras, tal y como pide la empresa constructora.

Estas decisiones han sido aprobadas con el voto del equipo de gobierno del PP en el Ajuntament d'Inca y de los representantes del Consell de Mallorca y del Govern, pues las tres administraciones son propietarias del edificio.

Los grupos de la oposición, a excepción de Més per Inca, se han ausentado durante la votación.

Xavier Ramis, portavoz del PSOE en Inca, ha señalado a este diario que «hemos salido de la reunión para no votar en contra y no perjudicar el avance del proyecto, pero de ninguna manera estamos de acuerdo en las propuestas que ha presentado el PP, puesto que no han aportado la documentación que solicitamos sobre las obras». El líder de los socialistas de Inca ha añadido que «no queremos que el Teatre se convierta en otro Mercat Cobert o Plaça Mallorca, con numerosas deficiencias y un sobrecoste a cargo de las arcas municipales». Ramis ha pedido que desde el principio se apliquen ya a la empresa las penalizaciones que permita la ley.

En este mismo sentido apuntaba el portavoz de Independents d'Inca, Àngel García, quien la semana pasada ya manifestó la falta de información sobre el coste real de las obras del teatro y sobre todo de los «extras» o imprevistos que pudieran surgir, «unos informes que venimos pidiendo desde el inicio de las obras y que nos han sido ocultados». García ha añadido que «es curioso que cuando apenas se han ejecutado obras contempladas en el proyecto por valor de cien mil euros, ya no quede un solo euro para extras, porque ya se han agotado los 250.000 euros que se preveían para imprevistos de todo el proyecto».