El aparcamiento de la Plaça Mallorca de Inca fue cerrado al público por falta de electricidad. | Antoni Pol

5

El cierre del párquing de la Plaça Mallorca de Inca después de que se quedase sin luz por la retirada del contador por parte de Endesa, ha dejado a la ciudad sin uno de los aparcamientos más céntricos de la ciudad a pocos días de comenzar las Fires d'Inca, cuando miles de personas se desplazan hasta la capital del Raiguer para visitar sus ferias.

Los tres grupos de la oposición han criticado este jueves la gestión del equipo de gobierno ante la continua degradación de este espacio público. "Es inaceptable que una plaza pública y que presta un servicio municipal esté funcionando con un contador de obras durante 11 años", señala Virgilio Moreno, concejal del PSIB.

Por su parte, el portavoz de Més per Inca, Andreu Caballero, ha calificado de "espectáculo esperpéntico" lo que viene siendo el tema de la Plaça Mallorca desde que fue reformada, hace más de una década. Además ha recordado que "en esta legislatura ya han sido cerrados dos aparcamientos públicos en Inca, primero el de la Plaça Antoni Mateu y ni el Ajuntament d'Inca ni los Serveis Ferroviaris de Mallorca han hecho nada para reabrirlos; Y ahora a tres días del inicio de las Fires d'Inca, nos encontramos con dos aparcamientos cerrados".

PAGARÁN LOS CIUDADANOS

Noticias relacionadas

El portavoz del partido local Independents d'Inca, Àngel Garcia, ha sido especialmente crítico con el papel que ha jugado el equipo de gobierno en todo el proceso de la Plaça Mallorca. "La mayoría del PP se entera años después de que la empresa concesionaria no prestó la fianza para la ejecución de las obras; se entera años después de que hay deficiencias y un traspaso irregular de la concesión; de que el contador aún era el de obras... ¿y cómo lo soluciona? haciendo un certificado para instalar un contador nuevo que pagará el Ajuntament. Una vez más, los ciudadanos de Inca pagarán los desastres del gobierno municipal".

García ha mostrado su sorpresa por el cambio de actitud del alcalde, Rafel Torres, respecto a la concesionaria. "Primero decide resolver el contrato y le da diez días para abandonar las instalaciones municipales, y la semana pasada autoriza a la empresa para continuar explotando el aparcamiento a pesar de todas las irregularidades cometidas".

Virgilio Moreno ha ido más allá. El edil de los Socialistes d'Inca ha señalado que "llevamos años reclamando información sobre lo que estaba ocurriendo en la Plaça Mallorca y el PP hace oídos sordos. ¿Por qué el señor Torres actúa con tanto oscurantismo en este tema?". En el mismo sentido se expresa Caballero. "Los ciudadanos de Inca queremos saber por qué se ha llegado a esta situación. Es inaceptable que el sr. Torres se niegue a dar estas informaciones y que impida sistemáticamente la creación de una comisión de investigación para aclarar todo este asunto".

Así la cosas, salvo que el Ajuntament consiga que Endesa realice la instalación del nuevo contador de electricidad de manera inmediata, Inca podría comenzar su primer fin de semana de ferias con un problema añadido a su endémica falta de aparcamiento en el centro.