LLUC . PATRIMONIO. SUSTITUCION DE TEJAS EN EL SANTUARI DE LLUC - AVANZAN A BUEN RITMO LAS OBRAS DE REPARACION DEL SANTUARI TRAS EL CAP DE FIBLO . CAMPAÑA SOLIDARIA " UNA TEULA PER LLUC ". MAS FOTOS EN EL DISCO DEL 19-12-20212 | Efe

18

El prior del santuario de Lluc, Antoni Vallespir, viajará próximamente a Madrid para tratar de conseguir una ayuda económica del Gobierno del Estado, que sirva para sufragar parte de los gastos derivados de la reforma del santuario tras el cap de fibló de hace dos años. El actual vicepresidente del Govern autonómico y exalcalde de Escorca, Antonio Gómez, se comprometió en una reunión reciente con Vallespir a acompañarle a la capital del Estado. Gómez ya ha efectuado gestiones para intentar atar la ayuda mencionada.

En Madrid, Gómez y los representantes del santuario no solicitarán por primera vez una ayuda, sino que tratarán de desbloquear una que ya fue solicitada meses atrás, pero no aprobada, y mucho menos abonada. «Nos ponen trabas», lamenta el prior. Por ejemplo, «se nos ha objetado que yo, que únicamente soy un representante del santuario, no estaba empadronado en Escorca, como si la subvención fuera para mi».

Desamortización

Vallespir recuerda que en 1847 el Estado «tomó o robó a la Mare de Déu las possessions de es Barracar, Ca s’Amitger, Binifaldó y Menut. La desamortización. Creo que ahora podrían ayudar a la reforma. Me parecería justo». Estas fincas formaban parte del patrimonio de la Iglesia hasta mediados del siglo XIX.

Los costes de reparar los destrozos del cap de fibló han ascendido a 1,2 millones de euros. El santuario ha recibido 329.000 euros, del seguro (152.000) y donativos privados (176.000), para hacer frente ese gasto extraordinario. La Administración no ha puesto nada –como anunciaron poco después del cap de fibló, en época de recortes presupuestarios–, si bien el Govern, el Consell y algunos ayuntamientos han colaborado facilitando medios humanos. Los 860.000 euros pendientes se han tomado prestados de un fondo que Lluc había creado para otros fines. Los responsables del santuario consideran que este fondo debería restituirse.

Por otra parte, el prior se reunió ayer con la presidenta y el vicepresidente del Consell de Mallorca. Entre otros aspectos trataron sobre una posible aportación al fondo mencionado. También se habló de reactivar la reforma de la plaza del Acolliment, un proyecto que debía ejecutarse hace ya algunos años pero que con el estallido de la crisis quedó sobre la mesa, y de la posible restauración de la Font Coberta, un espacio emblemático que se encuentra muy degradado.