27

El Ajuntament d’Alcúdia acumula 26 millones de superávit. La regla del gasto aprobada por el Gobierno central en abril de 2012 ha llevado al Consistorio (uno de los más saneados de Mallorca) a una espiral de la que es difícil salir. Pese a la solvente situación económica el IBI sube cada año y acumula ya un 57 por ciento de incremento desde 2010.

El PSOE y el PI (en la oposición) cargaron ayer en pleno contra el equipo de gobierno municipal al que responsabilizan directamente de la paradójica situación económica y es que la norma dicta que los presupuestos de cada ejercicio están limitados por lo que se gastó en el ejercicio anterior y, desde 2012, el Ajuntament no cumple sus previsiones de gasto. Buena parte de las inversiones previstas en 2013 no se han llegado a ejecutar (la reforma de la Policía Local, la remodelación del paseo marítimo, el soterramiento de contenedores, la reforma de la plaza Carlos V, etc). El portavoz del PSOE, Pere Malondra, enumeró hasta 12 proyectos presupuestados en 2013 que no se realizaron dentro del ejercicio. Reprochó que «mientras no se consume el presupuesto de Inversiones, Sanidad o Servicios Sociales, se excede el presupuesto de áreas como Ferias y Fiestas». En el mismo sentido habló Miquel Llompart (PI).

Ayer mismo se aprobó un cambio de 40.000 euros de Sanidad a Ferias de los que 15.000 servirán para pagar la nueva Feria de Abril.

«El pleno es un lugar de debate solo del orden del día»

El pleno ordinario de ayer se dio por acabado repentinamente cuando la alcaldesa Coloma Terrassa (PP) se negó a seguir escuchando ruegos y preguntas de la oposición que no estuvieran directamente relacionados con el orden del día. Las críticas de la oposición a la gestión del equipo de gobierno municipal respecto a las obras de ampliación de la planta depuradora paradas por el Govern porque no dispone de presupuesto, desataron el enfrentamiento. Terrassa amenazó a Llompart (PI) con quitarle la palabra a lo que este contestó que «el pleno es un espacio de debate». «Es un espacio de debate de los puntos del orden del día», sentenció la alcaldesa, que, tampoco dejó intervenir a la técnico de Turismo.