En 2008 se hicieron pruebas con globos rojos para medir el impacto visual del proyecto. | ultimahora.es

2

Transcurridos más de seis años desde que el Grupo Barceló registrara en el Ajuntament de Pollença el anteproyecto de reforma y ampliación del emblemático hotel Formentor, todo continua parado. La propiedad contemplaba aumentar la edificabilidad del edificio de 17.410 a 21.980 metros cuadrados, incrementando así su capacidad de 250 a 350 plazas hoteleras

La normativa urbanística municipal vigente en la zona quedó suspendida en mayo de 2013 por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears por lo que, ante la imposibilidad de obtener licencia, la propiedad ha optado por reducir el proyecto inicial y tramitarlo a través de la Ley General Turística, conocida popularmente como 'ley Delgado.

Esta ley permite a los establecimientos que tengan o logren con su renovación cuatro y cinco estrellas (el hotel tiene cinco), un incremento máximo de edificabilidad del 20 por ciento, de modo que el crecimiento máximo que el hotel podrá obtener por esta vía es de 3.482 metros cuadrados, según informan fuentes municipales.

Pendiente de que Turisme emita los informes correspondientes, el grupo Barceló guarda un mutismo total sobre los detalles del nuevo anteproyecto, que aún no ha sido registrado de manera formal en el Ajuntament de Pollença.

El anteproyecto inicial que la propiedad registró en 2008 preveía un incremento de cien plazas turísticas. Sin embargo, la parte del proyecto más cuestionada era la creación de un edificio de nueva planta de 4.244 metros cuadrados de superficie, que se destinaría a la celebración de actos, congresos y convenciones. Esta cifra está por encima de los 3.482 metros cuadrados de incremento que Turisme puede autorizar ahora.