Previous Next
0

La romería en honor a Sant Marçal, patrón de Marratxí y abogado de tot mal , congregó ayer a un gran número de fieles y visitantes en torno a la iglesia de sa Cabaneta.

Pocos minutos después de las 11.00 horas, dio comienzo la misa solemne en honor a Sant Marçal presidida por el vicario general de Mallorca, Antoni Vera, y que contó con la asistencia del alcalde de Marratxí, Tomeu Oliver (PP), la consellera de Administracions Públiques del Govern, Núria Riera, el conseller insular de Cooperació Local, Bernardí Coll, así como demás autoridades municipales, insulares y autonómicas.

Como es habitual, al finalizar el oficio religioso, los fieles veneraron la reliquia del Santo obispo y, a la salida, autoridades y vecinos, contemplaron el baile de los Gegants de Marratxí que danzaron al son de los xeremiers , mientras las voluntarias de la parroquia de Pòrtol repartían el tradicional gelat de bomba . Tampoco faltaron los populares puestos de venta de albahaca, cuyo característico aroma se dejó sentir a las puertas del templo.

Sant Marçal puso anoche punto y final a 10 días de actos festivos con el concierto de Tomeu Penya y Géminis, además de un gran castillo de fuegos artificiales.