La ‘colla de caparrots’ de Santa Maria y los ‘gegants’ de Sencelles animaron el evento . | Antoni Pol

0

El llogaret de Biniali , en Sencelles, celebró ayer una nueva edición de feria dedicada a los juegos tradicionales mallorquines. Las baldufes, el tir de fona, bolles, el joc de cércol, las carreres de sacs, el estirar corda o la decoración de cometas, entre otros, fueron los protagonistas del evento.

La Fira dels Jocs es todavía joven y no demasiado conocida. Ello tiene sus ventajas: no está masificada y el paseo por el llogaret resulta tranquilo y agradable. Quizás no hay tanta oferta de productos como en otras ferias más concurridas, pero más allá de los puestos dedicados a la venta de objetos o recambios relacionados con los juegos (baldufes, muñecas, etcétera) el surtido es considerable.

Hay que destacar también la exhibición de bordados, en la plaza, o el campeonato de tir de fona. Mencionar asimismo la presencia de los gegants de Sencelles y la colla de caparrots de Santa Maria, que empujados por el sonido de las xeremies animaron la celebración durante la mañana.