Previous Next
0

Ente 30.000 y 40.000 personas han pasado a lo largo del fin de semana por la XXX Fira d'Andratx, un éxito de público del que ha tenido buena parte de culpa el excelente tiempo reinante el pasado sábado y domingo.

El día de ayer, el recinto ferial, que comprendía la zona del Castillo de Son Más y sus calles adyacentes, se llenó de público que pudo realizar sus compras en una amplia oferta de puestos de todo tipo, desde alimentación hasta artesanía. También los niños tuvieron su espacio con numerosas atracciones.

En total más de dos centenares de expositores estuvieron presentes en esta XXX edición, que fue calificada por la regidora de Promoció Econòmica, Katia Rouach, como un «verdadero éxito», que además contó con la perfecta organización.

El VII Recorregut de la Tapa y la II Mostra Gastronòmica pusieron la nota culinaria a una fira que con el paso de los años aumenta en contenido.

Los más pequeños pudieron contemplar de cerca la gran variedad de animales que se encontraban expuesto, entre ellos una representación de aves rapaces y también tuvieron la oportunidad de realizar diversos tipos de actividades deportivas.