Un miembro de Albaïna mostrando la cámara que se encontraba camuflada. | Lluc Garcia

1

La Agencia Estatal de Protección de Datos (AEPD) ha acordado esta semana «iniciar procedimiento de declaración de infracción de administraciones públicas» al Ajuntament de Sóller en relación a una denuncia presentada en octubre del año pasado por el colectivo Albaïna, por la presunta ilegalidad en la colocación de una cámara de videovigiláncia «oculta» en el aparcamiento dels Estiradors.

Según el acuerdo, fechado el martes día 17, el Ajuntament podría haber incurrido en una presunta infracción de los artículos 5 y 6.1 de la normativa estatal sobre Protección de Datos, faltas tipificadas como leve y grave en los artículos respectivamente de la citada Ley Orgánica. La resolución llegó ayer mismo al colectivo Albaïna y presuntamente también se ha enviado al Ajuntament.

El Consistorio, que no podrá recurrir esta resolución por la vía administrativa, tendrá ahora un plazo de 15 días hábiles para aportar las pruebas que crea convenientes en descargo. En todo caso la AEPD o archivará el caso o propondrá las correspondientes sanciones.

El día 17 de octubre del 2012 un representante de Albaïna declaró que el 1 de septiembre habían encontrado una cámara de vídeo vigilancia camuflada en una caja de conexiones, en el aparcamiento dels Estiradors. En la denuncia presentada a la AEPD Albaïna informó de que se había procedido entonces a interponer denuncia en el Juzgado de Instrucción número 4 de Palma por considerar que la vigilancia se hacía de forma «ilegal», ya que «la cámara no estaba señalizada y se desconocía la destinación de las imágenes eventualmente registradas».