Una amplia representación institucional asistió, como cada año, a los actos oficiales. | Lluc Garcia

4

Fornalutx vivió ayer los actos centrales de la festividad de la Nativitat de la Mare de Déu, patrona del municipio, con la celebración de un solemne oficio al que asistió un numeroso público, así como representantes municipales, del Govern y del Consell de Mallorca.

Al final de la ceremonia religiosa, el Ajuntament i la Federació Balear de Donants de Sang hicieron entrega de las insignias a los donantes de Fornalutx y el presidente de la asociación de donantes de Mallorca, Llorenç Vallori, entregó al alcalde, Joan Albertí (PP), la ‘Gota de Sang’ en reconocimiento a la colaboración municipal.

La banda municipal de música de Sóller ofreció después un concierto en la plaza donde el Ajuntament invitó a todos los asistentes a un tentempié. En representación del Govern asistió a los actos la consellera d’Administracions Públiques, Núria Riera, mientras que el Consell estuvo representado por el responsable de Presidència, Jaume Juan.
La fiestas se iniciaron el viernes con el popular Correbou y el sábado se celebró también el tradicional homenaje a todos los mayores de 70 años.