Previous Next
12

La ciudad de Manacor celebró con éxito su XXII Fira Agrícola, Ramadera, Comercial, Industrial i Artesana que congregó a millares de personas por el passeig Ferrocarril, Na Camel·la, Baix des Cós y por la calle Amargura.

Ningún alto cargo del Govern ni del Consell se presentó a la feria. El anuncio de que el alcalde Antoni Pastor no invitaba al president José Ramón Bauzá provocó que las autoridades fueran exclusivamente locales. Del PP sólo acudieron los tres regidores y la directora insular de Cultura, la manacorina Catalina Sureda que además siguieron de lejos la comitiva. Sí se dejaron ver los socialistas Francina Armengol y Cosme Bonet, así como Josep Melià del PI.

La maquinaria agrícola y la exposición de animales fue uno de los puntos de mayor interés del recorrido. Las razas autóctonas y actividades como esquilar ovejas a cargo de los Tonedors de Manacor o varias pruebas de destreza caninas, en la que el alcalde participó en una de ellas, aglutinaron una gran presencia de público.

Los artesanos ocuparon Na Camel·la y los amantes de los productos ecológicos tuvieron su punto de encuentro en la calle Tià de sa Real. No faltó la gran exposición de los concesionarios de automóviles en Baix des Cós.

La presencia de muchos puntos para comer y beber ayudó a que el largo recorrido fuera mucho más llevadero. La feria se alargó hasta bien entrada la tarde mientras lo que ayudó a que los restaurantes de la ciudad pudieran hacer su agosto en pleno mayo.