Los regidores de la coalición PSM-IV-Entesa, Miquel Oliver y Sebastià Gaià.

12

El portavoz de la coalición nacionalista PSM-IV-Entesa en el Ajuntament de Manacor, Sebastià Gaià, denunció, en el pasado pleno, una serie de infracciones urbanísticas en suelo rústico y exigió al equipo de gobierno CpM-AIPC-ALM «más mano dura y más contundencia contra estas prácticas ilegales».

El nacionalista hizo referencia a dos chalés de grandes dimensiones, uno de 500 y otro de 200 metros cuadrados, edificados de manera «ilegal» en la zona de la carretera que se dirige hasta Sant Llorenç por la zona de Conies. «Se les avisó de que las obras no eran legales, no hicieron caso de las órdenes del Ajuntament y continuaron con las construcciones y además ahora ya cuentan con linea eléctrica». Gaià recriminó a la delegada de Urbanismo, Catalina Riera, «más contundencia» en estos casos.

Desde PSM-IV-Entesa también se informó de las obras que realiza un hotel de Cala Mendía tras un acuerdo urbanístico con el Ajuntament. «Nada que decir al respecto pero no es normal que se inicien las obras si contar con la pertinente licencia. Entiendo que todo tiene que estar terminado antes de inicio de la temporada turística pero a un particular esto no se le permite de ningún modo».

Barrera

Otro punto de discordia es «la barrera mecánica que prohibe el paso hasta Cala Sequer. Antes había una barrera abierta. ¿Qué medidas va a tomar el Ajuntament».

Por su parte, Catalina Riera defendió la actuación de su departamento y, en relación al caso de los chalés, aclaró que «se hace lo que se tiene que hacer y se cumplen los plazos».

El alcalde Antoni Pastor reconoció que «tenemos un problema» y avisó que «aunque pongamos sanciones hay gente que luego no tiene dinero para pagarlas».