Los alcaldes y regidores socialistas se reunieron ayer en Lloseta para hablar del POS .

1

Alcaldes y regidores socialistas de los diferentes municipios de Mallorca se reunieron ayer tarde en Lloseta para analizar los efectos que tendrá para los municipios la eliminación del Pla d'Obres i Serveis -POS- del que se servían principalmente los ayuntamientos para crear y mantener las infraestructuras públicas básicas.

La secretaria general de los socialistas de Mallorca, Silvia Cano, explicó al concluir la reunión que «sospechamos que tras la eliminación del POS hay una intención de privatizar los servicios públicos básicos lo que atenta contra el principio de igualdad de oportunidades porque al final acabamos pagándolo todos».

Servicios básicos

Silvia Cano explicó que «la mayoría de los ayuntamientos se servían del POS para crear y mantener infraestructuras básicas como la red de agua o alcantarillado y si no se pueden por ejemplo reparar las fugas de agua aumentan las posibilidades de que el Ajuntament recurra a una privatización del servicio como la que se plantea actualmente en Binissalem».

Los socialistas acusan a la presidenta del Consell de Mallorca de haber cometido un «fraude electoral» dado que «prometió más inversión para los municipios y que el dinero de la televisión de Mallorca se destinaría a incrementar el Pla d'Obres i Serveis que ahora ha decidido suprimir».

Silvia Cano recordó que durante la legislatura pasada el Consell destinó 40 millones de euros a financiar proyectos en los diferentes municipios a través del Pla d'Obres i Serveis de Mallorca y que ahora solo se prevé el pago de las obras ya ejecutadas y que se tenían que financiar a través de plurianuales. Binissalem no es el único municipio que se plantea privatizar el suministro de agua. Inca, por ejemplo, también lo estudia y otros pueblos (de diferentes colores políticos) tienen desde hace años el servicio en manos privadas.

En Binissalem el Ajuntament justifica la medida como fórmula para obtener liquidez suficiente para pagar los intereses que debe abonar en 2012 a las entidades bancarias. La concesionaria le prestará el dinero que precisa.