La instalación que se proyecta en Inca será parecida al parque construido en la ciudad de Buenos Aires. | Guillem Mas

40

La asociación de taxistas de Inca ha iniciado la recogida de firmas a favor de la construcción del parque temático ‘Tierra Santa’ que se ha proyectado en unos terrenos situados en los pies del Puig de Santa Magdalena. El presidente de la asociación, José Alama, explicó ayer a este periódico que «iniciamos la recogida hace unos cuatro días y ya contamos con unas 1.000 firmas que apoyan el parque temático». Alama hizo hincapié en la necesidad de Inca de disponer de un «atractivo turístico que permita mover el sector comercial. Si se tiene que hacer el parque temático queremos que se haga en Inca», sentenció.

Por su parte, el alcalde Rafel Torres (PP), informó ayer que realiza sondeos entre los ciudadanos para comprobar la aceptación que tiene el proyecto entre la sociedad. Aunque existe un grupo que mediante las redes sociales ha iniciado una campaña de recogida de firmas en contra de ‘Tierra Santa’, Torres aclaró que como alcalde de Inca «debo defender los intereses de los vecinos de la ciudad. Ayer –por el domingo– asistí a una comida de la Tercera Edad de la zona del Lledoner y todos los asistentes me mostraron su apoyo al parque temático».

Según el alcalde, los ciudadanos ven en el proyecto una posibilidad de encontrar trabajo y recordó que, según los promotores, se crearán unos 500 puestos de trabajo directos y unos 300 indirectos.

Por otra parte, el alcalde Torres avanzó ayer que el próximo jueves se reunirá «con los distintos portavoces de los diferentes grupos políticos del Ajuntament y se pondrá encima de la mesa el proyecto del parque temático de Tierra Santa». Rafel Torres también tiene otros proyectos «interesantes» para la ciudad que estudia actualmente.

Aunque hace meses que este periódico avanzó la posibilidad de que la ciudad de Inca acoja la construcción del parque temático ‘Tierra Santa’, no fue hasta el lunes de la semana pasada cuando los promotores de la instalación entraron el proyecto en el Ajuntament d’Inca.

Según el proyecto que existe en el Consistorio, se prevé ocupar unas 21 hectáreas de terreno y en la instalación se representarán las tres religiones más importantes del mundo. La idea de este parque surge después de la construcción de un parque temático de las mismas características en la ciudad de Buenos Aires.