Imagen de una de las zonas del monasterio que está siendo reparada. | Maria Nadal

23

Los miembros del Patronato de la Fundación Santuario de Lluc se reunieron este jueves para analizar la situación creada por los destrozos generados por el cap de fibló que tuvo lugar en la madrugada del 12 al 13. En este encuentro, los representantes del Monasterio han realizado una aproximación a los daños producidos por el tornado y se ha descrito la situación actual.

Así lo ha explicado el Obispo administrador diocesano de Mallorca, Jesús Murgui, que es el presidente de la Fundación, y que ha confirmado la aprobación de la constitución de una comisión con representantes de todas las instituciones que empezará a trabajar de manera inmediata por precisar las necesidades y buscar soluciones económicas, según ha informado el Obispado de Mallorca.

A la vez, el Patronato ha aprobado el adelantamiento de 300.000 euros del fondo de la Fundación con tal que el Monasterio pueda iniciar las obras de restauración que precisan más urgencia, como la cubierta de los tejados.