Las fuerzas políticas integrantes durante el pleno del Ajuntament de Porreres. | Joan Socies

7

El catalán será un requisito para poder trabajar en el Ajuntament. Así, se aprobó en el pleno celebrado el lunes por la noche, por unanimidad de todos los partidos que integran el Consistorio, incluido el Partido Popular.

La moción presentada por el equipo de gobierno tuvo el apoyo de todas las fuerzas políticas (PP, PSOE, PSM-IV y CxI). Los cuatro regidores del Partido Popular que se encuentran en la oposición, también dieron un sí a considerar la lengua catalana como requisito.

De esta forma, los populares se decantan de la política lingüística impartida desde el Govern por el president Bauzá y rompen con la disciplina de voto del partido.

Así, los populares manifestaron su apoyo a que el catalán sea considerado no un mérito sino un requisito para acceder a trabajar en la administración local.

El PSM-IV, partido en la oposición, apoyó la moción y a su vez aprovechó para afirmar que «tenemos un presidente provincial muy eficiente para perseguir nuestra lengua». Otros pueblos de Mallorca también han aprobado que el catalán sea un requisito para obtener un trabajo en su Ajuntament. Así es el caso de municipios como Son Servera, Santa Margalida, o también estaba previsto ayer aprobar la moción en Artà.

Por otra parte, el PSM-IV, presentó una moción en la que insta al equipo de gobierno del Ajuntament a que no aplique las medidas implantadas por el presidente del Gobierno central.

Asimismo, Joan Barceló, en representación del partido (PSM-IV) pidió que «ante la falta de legitimidad democrática de las medidas que ha realizado Rajoy, el Gobierno Estatal debería realizar un referéndum o elecciones anticipadas».