59

La Guardia Civil detuvo a un joven de 18 años la madrugada del sábado al domingo por negarse a contestar en castellano. El arrestado, que es militante de Maulets, acabó pasando la noche en el cuartel de la Guardia Civil de Inca.

El arresto tuvo lugar hacia las 4.30 horas de la madrugada en medio de la verbena de Biniali. Los hechos, sin embargo, no se limitan a la detención. Y es que el joven Enrique A. denuncia que fue agredido por un grupo de jóvenes de ideología españolista, que lo habrían identificado como independentista por su estética. La víctima, de hecho, los tildó como "un grupo de gamberros que llegó a Biniali con actitud muy violenta".

Enric A. requirió asistencia sanitaria debido a los golpes recibidos en la cara y otras partes del cuerpo. Así que se dirigió enseguida a la ambulancia desplazada hasta Biniali con motivo de la verbena. Pocos minutos después, se personaron varios agentes de la Guardia Civil, preguntando por los incidentes.

El joven asegura que les relató lo que había pasado, pero no le habrían hecho caso. Cuando el joven les recriminó que no actuasen contra los agresores, los agentes le instaron a hablar en castellano. La negativa de Enrique A. habría provocado la detención, que el joven calificaba ayer de "muy violenta, con golpes y empujones contra la pared".

Los agentes se lo llevaron detenido hacia las 5.00 horas de la madrugada y lo trasladaron al cuartel de la Guardia Civil ubicada en Inca. Ahí pasó dos horas y media, hasta que fue soltado en torno a las 07.35 horas de la mañana del domingo.

Enric A. fue liberado sin tener que declarar ante el juez de guardia, por lo que no ha sido imputado de ningún delito de desorden público.

El joven, en todo caso, decidió ayer mismo contraatacar e interpuso, por la tarde, una denuncia contra la Guardia Civil al juzgado de Inca. El escrito no está individualizado contra ningún agente, ya que no los puede identificar.

Acompañado por su abogado y otros compañeros de Maulets, Enric A. denunció ayer que la detención "fue ilegal".

Además, reveló haber sufrido "malos tratos físicos y psicológicos por parte de estos agentes de la Guardia Civil". El arrestado, de hecho, aseguró ayer que le continuaron amenazando y golpeando "tanto dentro del vehículo policial como a los calabozos del cuartel de Inca".

Enric A. ampliará el relato de su detención hoy mismo en el marco de la concentración convocada para denunciar estos hechos. La cita es a las 18 horas ante la Delegación del Gobierno.