El reglamento obliga al Ajuntament a invitar a los portavoces de los grupos parlamentarios. | JOAN LLADO

31

La portavoz del grupo parlamentario popular, Mabel Cabrer, no estará en el palco de invitados durante la procesión de la Beata.

El alcalde de Santa Margalida, Miquel Cifre, ha anunciado que no la invitará a la procesión, incumpliendo el reglamento municipal que regula las invitaciones a las autoridades aprobado hace ahora un año.

«Creemos que no es aconsejable que venga a un pueblo tan violento, no le vaya a ocurrir algo», explica irónicamente el alcalde tras la aprobación el lunes (con los votos de Suma y Convergència, la abstención de CPU y los votos en contra del PP) de una propuesta de Alcaldía que insta a Cabrer a rectificar las declaraciones en las que acusó de ejercer la violencia a las personas que se manifestaron en la Vila contra el president Bauzá.