26

El alcalde de Manacor, Antoni Pastor, se reunirá esta mañana con los siete regidores que le apoyan para analizar la situación tras la crisis en el seno del PP y tomar las medidas oportunas para garantizar así la estabilidad del gobierno municipal perfilando un nuevo equipo.

Una estabilidad que se encuentra en el aire ya que se está a la espera del pronunciamiento de Alternativa Liberal de Manacor (ALM) que, con sus dos ediles, dotaría a Pastor, junto con los dos concejales de la Agrupació Independent de Porto Cristo (AIPC), de una mayoría absoluta de 12 regidores. Se prevé que entre mañana y el jueves, el comité de ALM anuncie su decisión tras la oferta de Pastor.

De todos modos, la reunión del equipo de Pastor podría decidir una remodelación de los departamentos de gestión que han dejado vacantes los regidores leales al PP, Antoni Sureda, Antoni Servera y Llorenç Bosch: Servicios Generales, Participación Ciudadana, Turismo, Agricultura, Sanidad y Turismo.

De todos modos, no se descarta que en los próximos días Pastor efectúe mediante decretos de Alcaldía las destituciones de Servera, Sureda y Bosch que, los dos primeros, tras la crisis, han menguando su presencia en sus respectivos puestos de responsabilidad municipal.

Todo apunta a que antes del próximo viernes el alcalde habrá remodelado todo su equipo de gobierno tanto si finalmente ALM apoya a Pastor como si no lo apoya. En caso negativo gobernaría en minoría y obligado a pactos puntuales.