El conseller de Presidència, Antoni Gómez, reclamó ayer una investigación oficial de los incidentes y anunció que el Govern estudiará la posibilidad de personarse en la causa si así lo decide la Abogacía de la Comunitat. Gómez denunció la brutalidad de la extorsión que sufrieron los representantes del PP en su visita a Manacor.

El conseller aseguró que, en algunos momentos, se temió por la integridad del president y de la comitiva que le acompañaba y afirmó que el Ejecutivo no dará marchas atrás en la política que está llevando a cabo.

La mayoría

El conseller añadió que el programa con el que el PP se presentó a las elecciones era claro y se vio respaldado con el voto de una amplia mayoría de los ciudadanos de las Islas. «Estamos cumpliendo con lo que dijimos a la ciudadanía», señaló Gómez.

En respuesta a la oposición, que ayer pidió al Govern que reflexione sobre la causas de la violencia vivida en Manacor, Antoni Gómez contestó que hay una propuesta política «que obtuvo el voto mayoritario de los ciudadanos» y recordó que el «pilar básico de la democracia» no es que las minorías «impongan» a las mayorías.