El conseller Rovira y el alcalde en una visita a las obras de la vía. | Elena Ballestero

1

Las normativas estatales y autonómicas obligan a reinvertir el 1 por ciento del dinero que se destina a la financiación de obras públicas en mejoras del patrimonio cultural. El PSM de Llubí presentará una moción al próximo pleno municipal para asegurar que los más de 30.000 euros correspondientes al 1 por ciento del presupuesto de la variante de Llubí (el coste de la obra supera los 3,4 millones de euros) se inviertan en mejorar el patrimonio cultural del municipio en lugar de financiar inversiones externas.

Pleno municipal

La moción que el PSM presentará al pleno del día 21 compromete al Ajuntament (en el que el PP gobierna en minoría) a instar al Consell de Mallorca a aplicar la inversión cultural en Llubí y exige al equipo de gobierno municipal a aprobar por pleno el destino que tendrá dicha inversión.

Los nacionalistas presentan una propuesta abierta para ser consensuada con el resto de grupos municipales (PSOE y Convergència completan la oposición) que contempla, entre otras posibilidades, la conservación y rehabilitación de la zona arqueológica de los Racons, la mejora y conservación del campanario de la iglesia (con motivo de su centenario que se celebra en 2013), la reforma y mejora de la explanada de propiedad municipal que hay en la ermita, la protección y rehabilitación del sistema de pozos comunes y elementos de patrimonio anexos de s’Hort de Son Rossinyol y de sa Cleda, la mejora del Casal de Entidades y los equipamientos del Teatro Municipal en el Casal de Cultura.
«Llubí dispone de suficiente patrimonio y valores arquitectónicos y arqueológicos como para que el pleno apruebe invertir en estos elementos», dijo ayer el portavoz del PSM, Gabriel Vicens.