Gráfico que muestra el lugar donde estará ubicado el futuro hotel. | ultimahora.es

38

El alcalde del Campos, Sebastià Sagreras (PP), ha acusado hoy de demagógicos a los partidos de oposición por rechazar la declaración de interés urbanístico por parte del Govern del proyecto turístico de Sa Rápita, ya que su construcción está proyectada a cinco kilómetros de Es Trenc.

Sagreras ha defendido hoy en una rueda de prensa que ha sido remitida a Efe este proyecto porque los ingresos que generará este proyecto supondrán «un alivio para las arcas municipales» y generarán hasta 1.500 puestos de trabajo.

El alcalde ha pedido hoy a los grupos de oposición, PSIB-PSOE y PSM, que dejen de manipular a la opinión pública, ya que sus críticas al futuro hotel solo son «pura demagogia» para engañar a los campaners.

De esta manera, el alcalde del municipio mallorquín ha mostrado su satisfacción por que el Ejecutivo autonómico haya aprobado la declaración de interés autonómico de este proyecto el pasado viernes en Consell de Govern, lo que ha generado reacciones negativas de la oposición.

«La construcción de este hotel no es un ataque al medio ambiente ni al territorio», ha señalado Sagreras, que ha recordado que esta declaración «solo acelera los términos y tramitación del proyecto y en ningún caso, posibilita o deja de posibilitar, un proyecto o unas plazas hoteleras previstas en el Plan Territorial de Mallorca», aprobado en la pasada legislatura.

La construcción de este proyecto turístico se ha proyectado a unos cinco kilómetros de la playa de Es Trenc y no a unos pocos metros, «como quieren hacer creer algunos», ha añadido el alcalde.

«Defenderemos el desenvolvimiento turístico y económico de Campos hasta los últimas consecuencias y estamos seguros de que los campaners lo agradecerán, y que tantas firmas y declaraciones anónimas no son de los vecinos de nuestro municipio», ha precisado Sagreras, en alusión firmas recogidas el año pasado a través de la plataforma «Salvem Sa Ràpita».

Se prevé que el complejo hotelero cree unos 1.200 puestos de trabajo durante las obras y emplee a unas 300 personas para la explotación del establecimiento.

Además, el Ayuntamiento ha destacado la inversión de 120 millones de euros que supondrá el hotel, y la reactivación económica que significará para el municipio a través de comercios, restaurantes o tiendas.

«Es hora de decir basta y de que hacer esa foto y de tener el mejor paisaje nos reporte también ingresos y trabajo para nuestros vecinos», ha puntualizado el alcalde.

Por su parte, el regidor de Urbanismo del Ayuntamiento de Campos, Guillem Ginard (Mes Acció), ha recordado la seguridad jurídica que avala el proyecto, ya que existen «varias sentencias judiciales en esta línea, sobre la calificación urbanística de suelo urbanizable del solar donde se va a construir el complejo».

Asimismo, ha pedido coherencia a los partidos que ahora critican el proyecto, que se aprobó por unanimidad en marzo de 2009 y se ratificó en el pleno del Consell de Mallorca el pasado año.

«Disgusta mucho que a un pueblo, que tiene espacios verdes, incluidos Es Trenc, para cuyo cuidado nadie nos ayuda, pretenda llevar a cabo un proyecto en una zona perfectamente urbanizable, y se tergiverse poniendo la imagen de Es Trenc y diciendo que queremos construir en ella, cuando es, además de falso, imposible legalmente», ha sentenciado.