Portocolom salió a la calle para mostrar su disconformidad con la instalación de boyas y pantalanes. | Gori Vicens

11

Centenares de voces se alzaron ayer contra la ampliación de amarres del muelle de Portocolom y en defensa de los valores ambientales y patrimoniales del núcleo. Una manifestación, organizada por el colectivo ‘Salvem Portocolom’, en la que participaron más de 600 personas, recorrió la primera linea desde el Moll d’en Pereió hasta la explanada de la Apotecaria, donde se leyó el manifiesto.

Fue una diada reivindicativa pero también lúdica y festiva. El Moll d’en Pereió fue el escenario de una performance donde se representaba la «destrucción» del entorno con globos, como si fueran boyas, o la «amenaza» de los nuevos pantalanes.

Los xeremiers y los tamborers per la Pau acompañaron la manifestación en la que también se pudo ver la presencia de políticos como Joan Lladó de Esquerra, Biel Barceló y Antoni Alorda (PSM-Iniciativa-Verds, Entesa), Antoni Nadal o Mercedes Garrido (PSOE) y Joan Xamena (Bloc).

En el manifiesto se destaca que «el muelle conserva elementos que lo hacen especial pese al crecimiento urbanístico de la últimas décadas».

Lamentan que «se añadan nuevos elementos con el único afán de recaudar dinero».