Concentración de los trabajadores de la residencia de Santanyí. | Joan Torres

11

Alrededor de una cincuentena de trabajadores de la residencia de Santanyí se ha concentrado a las puertas del Parlament para exigir que se les abonen las nóminas atrasadas, según ha informado UGT en un comunicado.

La residencia, que da servicio actualmente a 87 usuarios, adeuda a los trabajadores la nómina de diciembre y la paga extra de Navidad.

Durante la concentración, que ha durado aproximadamente una hora, los trabajadores han coreado consignas como «Sant Antoni, no cobramos, de torrada nada de nada» o «la residencia de Santanyí trabaja sin cobrar» o «Gobierno, ladrones, devolved las subvenciones».

La secretaria de Sanidad Privada y Residencias de UGT, Mundita Bustins, ha explicado que algunos trabajadores cualificados de la residencia están dimitiendo como consecuencia del impago de sus salarios.

«No sabemos qué pasará con este centro porque el personal que tenía que sustituir a los empleados que están dejando el trabajo tampoco están firmando el contrato por miedo a no cobrar», ha señalado Bustins.

Tras la protesta, Bustins ha registrado en el Consell de Mallorca una carta dirigida a la consellera ejecutiva del departamento de Bienestar Social, Catalina Cirer, en la que se insta a la institución insular a tomar las medidas oportunas para «solucionar la deplorable e insostenible situación» de los empleados de la residencia de Santanyí».

En el escrito se explica que según la empresa concesionaria de la residencia de Santanyí, la causa del impago de las nóminas se debe a que el Consell de Mallorca «no abona desde junio el importe correspondiente a las 72 plazas concertadas del centro asistencial».

«Los responsables de la empresa alegan que como consecuencia del impago de la institución insular, los bancos les están denegando las peticiones de crédito», señala la carta remitida a Catalina Cirer.