Imagen de las oficinas municipales de la plaza del Convent donde hay control horario. | Joan Sitges

7

Tras poco más de un mes en funcionamiento, el Ajuntament de Manacor ha detectado algunos problemas en el sistema de control horario de los funcionarios.

Así lo reconoció en el último pleno la regidora de Cultura y Recursos Humanos, Francisca Rufiandis (PP), a raíz de una pregunta del regidor de Esquerra, Joan Llodrà. La edil avisó que el tema es más complicado de lo que pensaban en un principio. De hecho, los aparatos de control digital «funcionan a la perfección» pero los problemas se centran en «que algunos trabajadores lo realizan vía internet desde su puesto trabajo y existen deficiencias en los sistemas IP». También se han encontrado algunas incidencias en el centro de día, en el cementerio o en las conserjerías de los institutos.

Cambios

Rufiandis comentó además que «en algunas áreas no vale la pena instalar el dispositivo por su gasto y porque sólo trabajan un par de personas».

Así, la regidora recordó que «todos los cambios llevan su tiempo» y anunció que a partir de febrero el sistema de control horario ya entrará en funcionamiento de manera definitiva.

Con todo, el Ajuntament de Manacor prevé el pleno cumplimiento de esta iniciativa en las próximas semana para aumentar la eficiencia de los trabajadores.