Previous Next
8

Los graffitis vuelven a atacar a los rentadors del Pou Llevoner, un monumento histórico cultural protegido de Sineu, que se remonta al siglo XVI. En esta ocasión parece ser que durante el pasado puente un grupo de menores del pueblo dejo sus mensajes de amor en las paredes del porche, en las pilas de los rentadors y en el brocal del pozo.

El pozo, cubierto por un porche de planta rectangular, está ubicado junto a la vía de circunvalación, entre las carreteras de Sant Joan y Petra, y ya fue objeto de pintadas más contundentes en febrero del 2006.

El alcalde de Sineu, Josep Oliver, quien se enteró de las pintadas por la llamada de este periódico, señaló que enseguida se lo comunicaría a la Policía Local. Horas más tarde, Oliver señalaba que por las iniciales escritas en las paredes se tenía una idea de quienes podían ser. «Se trata de menores del pueblo. Ahora intentaremos ponernos en contacto con sus padres para poder solucionar estas pintadas». Oliver también manifestó que «la pintura utilizada sobre el marés será fácil de limpiar, ahora bien en la piedra ya resultará más complicado».

El elemento forma parte del catalogo de patrimonio local.