2

El nuevo equipo de gobierno del Ajuntament de Santa Margalida (Suma- Convergencia) quiere convertir el agua en un bien público. Con este objetivo iniciará los trámites necesarios para legalizar seis pozos municipales ubicados en la finca de la Taulada y que durante la última década no han podido suministrar agua al municipio a falta de la pertinente autorización del Govern de les Illes Balears.

El expediente de legalización de los pozos apenas ha avanzado en la última década en que sí han obtenido autorización otros tantos pozos de titularidad privada conectados al mismo acuífero.

El alcalde, Miquel Cifre, explica también que solicitará formalmente al Govern balear que conecte el municipio al eje transversal de aguas de Mallorca para dar mayores garantías a un servicio que a su juicio debería ser público pero que depende hoy por hoy en Santa Margalida de los suministradores privados.

Contrato


Cifre explica que actualmente el concesionario que suministra el agua en Santa Margalida dispone tiene una prórroga vigente que blinda su contrato hasta el próximo mes de noviembre. La idea del nuevo equipo de gobierno municipal es la de plantear una prórroga de dicho contrato hasta el 31 de diciembre de 2012 con la intención de conseguir de aquí a entonces caudales de agua propia suficientes para no tener que comprar el agua a empresas privadas, aunque estas podrían continuar gestionando su distribución por medio de un nuevo concurso.