Recreación del estado del centro hospitalario después de las obras proyectadas y que ya están adjudicadas. | Joan Sitges

11

Las obras de ampliación del hospital de Manacor se encuentran en peligro. El concurso público para la reforma y ampliación del centro hospitalario estaba licitado y adjudicado, pero actualmente los proyectos de futuro están en punto muerto: el concurso está impugnado y podría ser la excusa para que la Conselleria de Salut finalmente no llevara a cabo esta ampliación, una demanda histórica para los usuarios de los servicios de este hospital comarcal.

Según diferentes fuentes consultadas, esta semana se ha reunido la mesa de contratación y se han aceptado las impugnaciones, hecho que paraliza de momento la ampliación del hospital. «La mesa de contratación ha aceptado las impugnaciones», afirmó ayer el ex gerente del hospital de Manacor, Francesc Marí.

«Los rumores que circulan ahora son que estas impugnaciones servirán de excusa para anular el proyecto de ampliación», manifestó el ex conseller de Salut, Vicenç Tomàs.

El anuncio de licitación data del 6 de agosto de 2010, cuando la Conselleria de Salut i Consum inició los trámites para empezar las obras de ampliación con un presupuesto base de 10.7 millones de euros. Fueron 22 las empresas que se presentaron a concurso.

En mayo de este año se adjudicaron las obras de la primera fase, que corresponden a la construcción de un edificio anexo. La empresa adjudicatario fue Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), con un importe total de 8.8 millones de euros.

Pero en el período de alegaciones las constructoras San José y Acciona presentaron impugnaciones a la adjudicación, alegando que no estaban de acuerdo con la parte técnica ni económica. El anterior equipo de gobierno, en funciones, no pudo rechazar las alegaciones y seguir adelante con el proyecto, explicó el ex conseller.

Así las cosas, IB-Salut tiene «dos o tres meses más de margen para decidir qué hacen», explicó el ex conseller de Salut Vicenç Tomàs. Las dos soluciones posibles son o aplazar el proyecto o anularlo definitivamente.