0

El proyecto de construcción del vial de Son Pol en Alaró lleva nueve años estancado. En 2002 el Consell redactó el proyecto y desde entonces está totalmente paralizado mientras el Ajuntament d'Alaró espera que se reactive.

El proyecto de construcción del vial, que enlazaría el matadero con Son Pol y posibilitaría conectar la carretera de Orient y la de Lloseta a su llegada a Alaró, la inició el equipo de gobierno del municipio hace nueve años que entonces estaba formado por el Partido Popular y por el PSM.

Los diferentes partidos que han gobernado en el Consistorio alaroner han intentado, sin suerte, recuperar el proyecto en diferentes ocasiones.


Prioridad

La construcción del vial es considerada por el Consistorio «una prioridad», ya que permitiría «descongestionar parte del tráfico que se colapsa en la calle de Solleric, vía estrecha y de dos sentidos, que cada día es objeto de polémica».

Joan Simonet, alcalde de Alaró, sostiene que con la construcción del vial «se daría la posibilidad a los vecinos que viven en la zona de Ses Rotes (zona residencial situada en la parte alta de Alaró) de tener una salida natural sin tener que pasar de manera obligatoria por la calle de Solleric y así el tráfico se redistribuiría por la zona más moderna del pueblo que cuenta con las calles más anchas». Parte del retraso en su construcción se puede deber a los acuerdo que tiene que llegar el Consistorio con los vecinos de las fincas que se verían afectados por las obras, pero desde el Ajuntament aseguran que ahora «los vecinos tienen buena predisposición».

El proyecto de construcción del vial de Son Pol será, previsiblemente, una de las principales promesas electorales de los partidos de Alaró. Además del proyecto de construcción del vial de Son Pol la posibilidad de crear una ronda de circunvalación, conocida como el Camí de Vela, también ha centrado las decisiones políticas de Alaró en los últimos años. Pero a diferencia del vial de Son Pol, la ronda no será, previsiblemente, recuperada por el Consistorio de Alaró.