Los cultivos de patata en Sa Pobla se han visto afectados por las bajas temperaturas de los últimos días. | UH

0

Los aspersores de sa Pobla han trabajado las dos últimas noches más que nunca para combatir las fuertes heladas que han sufrido las plantaciones de patatas. Cuando todavía es temprano para hacer una evaluación exacta de los daños que han provocado las bajas temperaturas (hasta cuatro grados negativos), algunos productores ayer ya adelantaron que hay sectores que se verán perjudicados.


El gerente del portal Mateu Export, Joan Mateu, dijo que «la prudencia y la experiencia nos han enseñado que hasta que no pasen 48 horas no podremos hacer una evaluación de las repercusiones que tendrán las heladas». Aún así, Mateu recordó que el mayor problema «es la carencia de caudal de agua que es insuficiente» y totalmente necesario para combatir las heladas.


Producción

Noticias relacionadas


Joan Cantallops, de Illacamp, añadió que «las patatas más tempranas serán las más perjudicadas ya que tienen la planta más crecida y las heladas cortan el ciclo, por lo que disminuirá su producción».
Por su parte Asaja precisó ayer que «los cultivos más perjudicados por las heladas son básicamente los destinados a patata de exportación, las alcachofas y otras hortalizas, y los almendros de variedades más precoces». No obstante su presidente, Biel Company, también indicó que «todavía es pronto para hacer una primera evaluación de los daños».