0

Los vecinos de s'Arraval han visto estas últimas semanas cómo se reanudaban las obras de embellecimiento de la zona alta del municipio. Durante casi tres años, las obras han estado paralizadas al declararse la empresa que ejecutaba las obras en suspensión de pagos.


El Ajuntament, según explica el alcalde Bartomeu Jover (PP), ha adjudicado de nuevo las obras a la empresa Vopsa, que se encargará de terminar las obras en las escaleras y de abrir parte de las calles afectadas por el proyecto. Jover asegura que se ha llegado también a un acuerdo con la compañía eléctrica Gesa para el soterramiento de todo el cableado.


Una vez acabadas las obras, que se prevé para el próximo mes de diciembre, los vecinos verán cómo finalmente se produce la mejora el barrio.


Los residentes habían manifestado su malestar por la tardanza en concluir este proyecto que comenzó hace ya años.


El alcalde ha confirmado que el Consistorio no ha perdido la ayuda de la Conselleria de Turisme para acabar las obras.