2

Un decreto ley aprobado el martes en el Parlament con los votos de PSOE, Bloc y UM y con la abstención del PP abre la posibilidad, una vez que se publique en el Boletín Oficial, de otorgar nuevamente licencias de obra en la urbanización Formentor sin necesidad de que el proyecto de compensación y dotación de servicios de la urbanización esté previamente aprobado.
El decreto ley introduce una excepción al llamado 'decreto Nadal' que impedía dar licencias en los núcleos costeros. Ahora, siempre que se trate de urbanizaciones consolidadas (Formentor se declaró como suelo urbano precisamente siguiendo un criterio de consolidación) y que no exista a menos de 50 metros de distancia una dotación de servicios, los ayuntamientos podrán conceder licencias de obra para viviendas unifamiliares durante un periodo máximo de dos años durante el cual se tendrá que completar la dotación correspondiente.
El alcalde de Pollença, Joan Cerdà, analizaba ayer con los técnicos municipales la repercusión del decreto ley puede tener sobre la emblemática urbanización Formentor cuando se están negociando los últimos flecos para que los propietarios constituyan la junta de compensación y completen la dotación de servicios de la zona.
Junta
La constitución de la junta de compensación de la urbanización Formentor y la aprobación y ejecución de la correspondiente dotación de servicios es con la normativa que está actualmente vigente requisito imprescindible, no sólo para la concesión de licencias de obra para construir nuevas viviendas unifamiliares en la zona sino también para que Inmobiliaria Formentor pueda obtener los permisos necesarios para la ampliación y reforma del emblemático establecimiento hotelero.