1

Los trabajos para reforma y adecuar los cinco kilómetros de la carretera que une Inca y Caimari empezarán el lunes, después de años de reivindicaciones debido al alto número de accidentes que se suceden en la vía. Así lo anunciaron ayer las autoridades políticas que se reunieron en Selva para explicar el proyecto. Ayer algunos técnicos ya empezaron a delimitar las áreas de actuación y se prevé que las obras tendrán una duración de 22 meses y un coste de 2.300.000 euros. Debido a que la carretera es una vía muy transitada por su proximidad con la Serra de Tramuntana, la actuación se llevará a cabo por fases, con el objetivo de que en ningún momento la carretera esté cortada.
La actuación que se realizará ha sufrido modificaciones respecto al proyecto inicial por las protestas de los vecinos y organizaciones ecologistas que consideraban «desmedidas» las expropiaciones que estaban proyectadas. El proyecto actual supone una reducción del 40 por ciento de las expropiaciones y disminuye la anchura de los arcenes y de la zona de dominio público.
Las principales mejoras que se realizaran implican una ampliación de la calzada que pasará de 6 a 10 metros, la adecuación de las curvas, además de la colocación de asfalto.