El Ajuntament de Artà toma medidas para evitar que los menores consuman alcohol en las fiestas

| Artà |

Valorar:

Una de los escenas más comentadas de las fiestas de Sant Antoni de Artà en el 2009 fueron las botellas de hierbas y de mistela en manos de centenares de jóvenes menores de edad. El alcohol no consiguió distorsionar la alegría y la bauxa características de la fiesta más tradicional del invierno, pero los excesos de algunos menores encendieron la voz de alarma.
Así en el mes de enero del año pasado, y a raíz de una propuesta de la Unió d'Independents d'Artà (UIA), el Ajuntament acordó iniciar un plan de concienciación para evitar que los jóvenes no beban durante las fiestas y para que los bares y los comercios no vendan bebidas alcohólicas a los menores de edad.
Cabe señalar que «la venta de alcohol a menores de edad está prohibida por una ley estatal, lo que hace falta hacer ahora es recordárselo a todo el mundo para evitar que Sant Antoni se convierta en un botellón», explicó el alcalde Rafel Gili.

Carteles y actividades

El regidor de Juventut de Artà, Manolo Galán, reiteró que «este no es un problema que se limite a las fiestas de Sant Anntoni y por esto ya empezaremos a colgar y a repartir carteles en los comercios, bares y restaurantes hace algunos meses». Con todo, es evidente que las herbes, la mistela y el mesclat son licores que siempre se han vinculado a la fiesta de Sant Antoni «pero hacer fiesta no quiere decir beber y debemos ser conscientes de que el consumo excesivo de alcohol hace que algunos no puedan disfrutar de la fiesta así como toca y que incluso pierdan el respeto a una tradición que es de todos», apuntó el alcalde Rafel Gili.
Desde el Consistorio artenenc no han impulsado ninguna ordenanza en este sentido. «La ley ya es lo suficiente clara y no permite la venta de alcohol a menores, de modo que lo que debemos hacer desde el pueblo es juntar esfuerzos y concienciar a todo el mundo de que las fiestas de Sant Antoni son para hacer pueblo, no para hacer botellón», añadió el alcalde.
En todo caso, la ultima decisión será de los propietarios de los bares y comercios, así como de los padres de los menores que tendrán la responsabilidad última del consumo de alcohol de los menores.
El Ajuntament de Artà ha realizado su labor de prevención y concienciación entre los más jóvenes y en general entre la sociedad, pero será el día 16 de enero cuando se vea el efecto de esta campaña.
En otros municipios de la Isla durante las fiesta de Sant Antoni u otras celebraciones de verano también se ha pedido la moderación y el respeto a la fiesta.
En definitiva se pide la participación, la celebración y la diversión sin caer en la degradación de la fiesta.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.