Calvià

El «milagro» vasco de la familia Nigorra

De cómo en poco más de un mes una parcela de Calvià pasó de valer 30 a 430 millones de pesetas

|

Valorar:
Visto 18 veces

De 34 millones de pesetas a 430 millones. 1.265 pesetas por cada 100 iniciales. Ésta fue la revalorización que experimentó una de las parcelas Q de la familia Nigorra durante el mes y poco más en que permaneció en manos de dos sociedades domiciliadas en Euskadi y administradas por integrantes de los consejos de administración de sociedades del mismo grupo familiar. La hacienda vasca se rige por un régimen propio al margen del general del Estado español, que ofrecía importantes ventajas fiscales a las sociedad que se radicasen en esta comunidad autónoma. Buena parte de la normativa que regía el impuesto vasco de sociedades ha sido anulada recientemente por el Tribunal Supremo, que lo ha considerado inconstitucional. Idéntico proceso siguieron 10 parcelas más de similares proporciones y valoraciones iniciales, lo que permite cuantificar la operación de manera aproximada en más de 4.000 millones de pesetas.

Los pasos seguidos por todas estas parcelas atrajeron la atención de la Agencia Tributaria, que realizó una inspección. La solución que dio al caso fue comentada por el colectivo de inspectores de Hacienda de las Islas Baleares. Asumió la representación de la familia Nigorra el bufet Quatrecases, de Barcelona, sin que intervinieran sus asociados en las Baleares. Juan Nigorra, consejero delegado de Hábitat Golf, se ha negado a comentar las operaciones mencionadas a Ultima Hora por la línea informativa que, a su juicio, sigue este rotativo. La parcela Q20, situada en la urbanización Nueva Santa Ponça, de Calvià, y con una extensión de 13.724 metros cuadrados, estaba escriturada el 5 de enero de 1999 por 33.953.176 pesetas y a nombre de la empresa Imisa, propiedad de la familia Nigorra, sin que se hiciera constar la referencia catastral, incumplimiento que anotó el registrador. El mismo día se hizo constar que la titularidad del terreno era de Habitat Golf Santa Ponça, de la familia Nigorra, que ha absorbido Imisa.

El 24 de diciembre de 1999 se anotó en el registro que la propiedad de la parcela Q20 había pasado, por un proceso de escisión de sociedades, a manos de la sociedad Parcela Q20 SL, constituida el 24 de noviembre y con domicilio social en la calle Alameda Mazarredo, de Bilbao. Realizó la inscripción, Francisco Javier Frontera, también administrador de Hábitat Golf. Acto seguido, la sociedad Consejo Minsk, también domiciliada en Bilbao y constituida el 11 de noviembre, absorbió la Parcela Q20 SL. La nueva titularidad del terreno está inscrita en el Registro con fecha de 28 de enero. Esta sociedad es administrada por Juan Nigorra Cobian. Finalmente, Consejo Minsk aportó la parcela Q20 a Ses Penyes Rotges de Inversiones, también administrado por Juan Nigorra Cobian. El acuerdo de la junta general de accionistas, de 26 de enero, se inscribe en el Registro Mercantil de Bilbao el 3 de febrero de 2000. Juan Nigorra inscribió la parcela en el Registro de la Propiedad por un valor de 430 millones de pesetas. Las parcelas que viajaron a Euskadi han sido urbanizadas. Una parte continúa en propiedad de la familia Nigorra y otra fue traspasada a la sociedades Apex 2000 SAU y en Jardimar. Los apartamentos y pisos plurifamiliares se venden a un precio de 300.000 euros y los chalets a 670.000 euros, tal como se detalla en el gráfico adjunto y puede comprobarse en la web de Habitat Golf.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.