Pollença

Vecinos de la bahía de Pollença se oponen a la creación de una piscifactoría

Una empresa privada quiere instalar doce jaulas de gran tamaño en el interior del mar

|

Valorar:

Los vecinos de la zona de Bonaire y el Mal Pas, en el término municipal de Alcúdia, han presentado doscientas firmas de protesta en la Conselleria d'Agricultura i Pesca y la Demarcación de Costas contra la instalación de una granja de engorde de doradas y lubinas en la bahía de Pollença. El proyecto de la empresa Culmarex prevé la colocación de doce jaulas en el interior del mar, a 2'5 millas de la costa en las que se producirán 500 toneladas anuales de pescado fresco. Las jaulas ocupan una superficie de 18.000 metros cuadrados, pero la zona balizada que quedará vedada al tráfico es mucho mayor, de 176.800 metros cuadrados.

Los vecinos califican el proyecto como «un claro caso de apropiación de dominio público en beneficio de una empresa privada». Juan Miquell Lliteras ha presentado en nombre de los vecinos un escrito de alegaciones al proyecto que se encuentra en exposición pública. El documento ha sido firmado por 200 personas que no descartan movilizarse si el proyecto sigue adelante.

Los vecinos advierten del impacto visual que la granja de engorde tendrá para la bahía, ya que «el emplazamiento elegido hará visible las jaulas día y noche desde el Cap de Pinar hasta Formentor». Las jaulas estarán además iluminadas por la noche. «Tiene un código de señales luminosas que las hará parecer una verbena», denuncian.

En el escrito señalan además el impacto medioambiental de la granja que producirá una gran cantidad de residuos anuales que «podrían ocasionar daños irreparables en el entorno». Los vecinos calculan que los residuos procedentes de la alimentación y defecación de los animales superarán las 1.000 toneladas anuales. El GOB también ha alegado proyecto denunciando igualmente el impacto de los residuos sobre el ecosistema.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.