Imagen de tres niñas en los alrededores del poblado chabolista. | Alejandro Sepúlveda

El alcalde de Palma, José Hila, ha asegurado este lunes que el desmantelamiento del poblado de chabolas de Son Banya ha supuesto que el absentismo escolar de los niños que ya no viven en él «en primaria se ha reducido a cero y en secundaria se ha quedado en el 17 % cuando antes era superior al 40 %». Hila ha defendido que el trabajo del ayuntamiento con la asociación de Son Banya para desmantelar el poblado y realojar a sus habitantes «ha valido mucho la pena» y ha admitido la dificultad que tienen algunos para encontrar otra residencia. «No nos podemos inventar casas», ha respondido sobre la reclamación de viviendas que hace la asociación, en una rueda de prensa.

«El Ayuntamiento está haciendo todo lo que puede y no tiene la responsabilidad de que no haya ninguna persona que quiera alquilar una vivienda a estas familias», ha dicho Hila. El alcalde ha hecho un llamamiento al Institut Balear de la Vivienda (Ibavi) del Govern para que facilite casas para estas personas y también «a la ciudad, para que les alquilen viviendas». «Las personas que ya hemos llevado a otra casa no han tenido ninguna dificultad ni hasta ahora han dado ningún problema», ha recalcado Hila. «Que nos ayuden para que entre todos podamos eliminar un poblado que nunca debería haber existido», ha pedido el alcalde que ha insistido en que el ayuntamiento seguirá trabajando, ya ha realojado a muchas familias y espera «que pronto se realoje a las que faltan».

Noticias relacionadas

En cuanto a la aparición de notificaciones oficiales en el cauce de un torrente, Hila ha asegurado que por el momento al ayuntamiento no le costa que haya notificaciones de Cort. Se ha referido a los problemas derivados de los fallos en la notificación de las multas de tráfico en 2021, sobre lo que ha vuelto a pedir disculpas, pero ha puntualizado que el consistorio también se ha visto perjudicado porque fue el que contrató a la empresa «que no estuvo a la altura y en vez de reconocerlo y actuar, ocurrió esto». Ha recordado que el ayuntamiento denunció a la policía esta situación, hubo detenciones y se abrió una investigación judicial.

Además, una vez detectado el problema, se cambió el sistema de notificación para eliminar el procedimiento incorrecto. «A partir de ese momento no hemos vuelto a tener constancia de que se hayan vuelto a producir estas situaciones», ha asegurado. Ha detallado que los afectados pueden plantear sus reclamaciones o bien a través de mail, con una cita en multas o bien por medio de un recurso y ha asegurado que Cort está «estudiando caso por caso».

Ante la creación de una plataforma con cientos de afectados que reclaman porque se les han aplicado recargos en multas que nunca les notificaron, Hila ha dicho que «la plataforma tiene las puertas abiertas». Ha asegurado que las multas «no se pueden anular todas indiscriminadamente porque las hay bien notificadas». «Cuando nos hacen la denuncia, comprobamos el procedimiento de notificación y comprobamos que no se ha ya hecho correctamente, y se anula la sanción», ha asegurado.