El Ajuntament de Palma aprobará este próximo miércoles en Junta de Govern la reparcelación de la Fachada Marítima en el entorno del edificio de Gesa. | M. À. Cañellas

17

El Ajuntament de Palma aprobará este próximo miércoles en Junta de Govern la reparcelación de la Fachada Marítima en el entorno del edificio de Gesa lo que permitirá consolidar la zona verde en la primera línea, eliminará la posibilidad de que construyan viviendas en la zona y formaliza la permuta de terrenos que eran propiedad de Endesa y Mapfre por otros situados en segunda línea, según confirmó la regidora d'Urbanisme, Neus Truyol.

De esta forma, según comentó la regidora, de los 44.500 metros cuadrados de los solares reparcelados en primera y segunda línea, Mapfre tendrá 6.800 metros cuadrados en segunda línea para hacer viviendas y uso terciarios y Endesa mantiene la propiedad de 17.000 metros cuadrados de superficie, de los que unos 7.500 estarán en primera línea y el resto en segunda para, también, viviendas y terciarios. De la superficie en propiedad de la eléctrica en el solar frente a la playa de Can Pere Antoni 3.600 metros pertenecen al edificio de Gesa, que se rehabilitará y se destinará a oficinas, 1.600 metros cuadrados al solar limítrofe donde Endesa podrá hacer un equipamiento y otros 1.600 metros que, aun siendo de su propiedad, se destinarán a zona verde.

El resto de la parcela de esta primera línea es propiedad del Ajuntament y de esta forma, destacó la regidora d'Urbanisme, se garantiza que el municipio tenga un espacio libre en una ubicación privilegiada ya que el Consistorio, además de impedir el desarrollo residencial en la zona, renunciará a hacer los dos equipamientos que permite la normativa. Esta reparcelación, señalo Truyol, facilitará asimismo el desarrollo del distrito de la innovación prevista para la zona.