Los vecinos de Santa Catalina protestan en un pleno de Cort. | Gemma Marchena

1

La Federació d’Associacions de Veïns de Palma planta al Ajuntament en la reunión que tenían prevista para este martes con motivo de la Mesa para la Pacificación de los Barrios. Los vecinos esgrimen que el encuentro se ha convocado de un día para otro y no contará con la presencia ni del alcalde de Palma, José Hila, ni de ningún regidor.

La Federació envió un comunicado en el que reclaman «de manera urgente, una nueva reunión para la próxima semana, coordinada y convocada por alcaldía, con participación de nivel político y, si es necesario, con soporte técnico, para trabajar en torno a respuestas concretas».

Los vecinos reclaman una serie de medidas urgentes para pacificar los barrios, entre las que están la reducción de las terrazas de Sant Magí y Fàbrica al 50 por ciento, horario de cierre a las 00.00 horas en zonas residenciales y especialmente en viviendas plurifamiliares, inspecicón de locales, trazabilidad de las sanciones y revisión de las reincidencias, así como presencia policial para hacer cumplir las ordenanza y también de forma preventiva.

La Federació advierte que se ha trabajado «en un conjunto de barriadas» en la elaboración de «un censo de locales problemáticos». Aunque hay barrios muy afectados, como el centro, el Terreno, Jonquet y Santa Catalina, también se han incluido «otros barrios que también comienzan a hacer llegar protestas vecinales». La entidad advierte que «los vecinos se sienten expulsados de sus barrios y sufren la saturación y los ruidos, mientras se permiten unos negocios que no cumplen la normativa».