Los vecinos han mostrado su descontento por la propuesta de crecimiento. | M. À. Cañellas

36

Son Sardina ha dado muestras de hartazgo y convocará una encuesta para preguntar a sus vecinos sobre la posibilidad de independizarse del municipio de Palma. De momento ya tienen fecha para ‘Es Referèndum’, en el que la Associació de Veïns de Son Sardina y la plataforma Salvem Son Sardina preguntarán sobre qué nivel de crecimiento urbanístico están dispuestos a aceptar. La cita tendrá lugar el 17 de junio, a las 19.15 horas. «Empezaremos con un debate, en el que habrá diferentes voces que defenderán las tres posibilidades de crecimiento», dijo Miquel Àngel Vidal, miembro de la plataforma, para después «proseguir con las votaciones, momento en que los vecinos deberán elegir entre la aceptación del Plan General y la urbanización prevista, un crecimiento máximo del 5 por ciento o un desarrollo cero».

En ‘Es Referèndum’ podrán participar «personas de Son Sardina o sa Garriga de más de 16 años. No es necesario que estén empadronados. Los resultados no son vinculantes pero es un gesto que quiere mostrar Son Sardina, que ya fue una pedanía». En cuanto a la independencia de este pueblo palmesano, que se votará más adelante, Vidal advirtió que «hemos llegado un punto de hartazgo en el que vemos que el Ajuntament no atiende nuestras demandas. Tanto la asociación de vecinos como la plataforma vemos que no se nos tiene en cuenta para el Plan General».

Por otro lado, se quejó de que «hace más de diez años que no se invierte nada en esta zona. Lo último fue el paseo de la entrada del pueblo, obra de la alcaldesa Catalina Cirer», explicó el miembro de la plataforma. Vidal admitió que la plataforma y la asociación han acercado posturas respecto al crecimiento de Son Sardina, que en el nuevo Plan General plantea la construcción de más de 400 viviendas.